Es una empresa de cosméticos española, fundada por Carmen Vidal.

Germaine de Capuccini Logo

Germaine de Capuccini

Una vida dedicada a la cosmética

Carmen Vidal, empresaria emprendedora, fundó Germaine de Capuccini en el año 1964 en Alcoy, Alicante. Gracias a sus conocimientos de cosmética adquiridos en París y en Argel, Carmen Vidal alzó una de las empresas dedicada a la belleza más importantes del país.

La primera incursión en el mundo de la cosmética tuvo lugar en el mismo año, en que Carmen abrió en Alcoy el salón de belleza Dermabel. La calidad de sus productos y tratamientos pronto le dieron muy buena reputación. Diez años después, Carmen abrió su primera fábrica, que incluía laboratorio propio.

Especializándose en productos creados a base de hierbas, zumos y ingredientes naturales, los tratamientos de Germaine de Capuccini fueron ganando con los años mucha fama en centros de belleza y spas. Carmen, de un carácter vital y enérgico, no tardó en internacionalizar la firma.

Expansión

Germaine de Capuccini empezó creciendo por Venezuela, luego siguieron Portugal, Estados Unidos y Canadá, así como Italia y Francia. En los años 80 su popularidad era tal que sus publicaciones se traducían a más de 20 idiomas.

Desde sus inicios el compromiso con la calidad y el I+D no ha variado, apostando siempre por una combinación entre la medicina y la estética. Hoy día el catálogo de Germaine de Capuccini cuenta con multitud de productos para el cuidado de la piel, así como maquillaje y productos para hombre.

En los últimos años, Germaine de Capuccini se ha consolidado internacionalmente, y está presente en más de 70 países.